mas vale tarde que nunca

Iniciado por xavifunk, 08 Enero 2003, 16:43:13

Tema anterior - Siguiente tema

0 Miembros y 1 Visitante están viendo este tema.

xavifunk

ADJUNTO CRÍTICA DE TRC APARECIDA EN LA PÁGINA WEB PLUS.ES. PAREDE QUE AL MENOS ALGUIÉN SE HA DAO CUENTA...

Que sí, que es cierto. Prince ha publicado un nuevo trabajo y es bueno. Y, además, lo sacó hace más de un año, en noviembre de 2001. Parece mentira que uno de los tipos más famosos de la industria de los años 80 haya editado un nuevo trabajo y que casi nadie haya prestado atención. No es el momento de diagnosticar los porqués de esta situación, pero sí ha llegado la hora de superarla. Ya está bien de creernos el tópico que diferencia entre dos Prince. Uno, el de los 80, genial y rentable económicamente, y otro, el de los 90, desorientado en lo artístico y con la chispa comercial perdida. Es evidente que muchos de los discos que el de Minneapolis ha sacado al mercado en estos últimos tiempos han sido irregulares, pero menos de lo que nos han dicho. Su postura teatral ante la dictadura del sistema de producción y venta en el negocio del pop ha sido un fracaso, pero le han pasado factura condenándole a las sombras. Aún así, debería considerarse afortunado. No le han expulsado en agradecimiento a los servicios prestados, seguramente porque en su momento enriqueció a muchos peces gordos, y no tan gordos.

En cuanto a lo meramente musical, de The rainbow children sobresalen varias cosas. La que más llama la atención a primera vista, aunque luego se diluye, es que el jazz alcanza un protagonismo inédito hasta ahora en su ideario estilístico. Se puede saborear, especialmente en la primera parte del disco (a partir de Deconstruction ya es otra historia), una tendencia a aplicar ritmos be bop y un acercamiento sonoro, sobre todo en los saxos de Najee, al jazz más clásico. Por supuesto que hay excepciones, Digital garden y Everywhere, por ejemplo, se escapan del escenario descrito apelando a una cierta "latinidad".

La segunda parte de The rainbow children empieza con ese interludio cinemático llamado Deconstruction. Le sigue el vodevil cuasi operístico de Wedding feast, el baladón marca de la casa de She loves me 4 me y las tres jams rebosantes de funk à la Prince de toda la vida que cierran el álbum.

Este trabajo iba a estar sólo disponible vía Internet, lo que sin duda ha jugado en su contra. La repercusión obtenida ha sido muy escasa, sobre todo en atención al artista que lo firma y al contenido de sus catorce capítulos. Ante la belleza del resultado todas estas consideraciones desfallecen y también otras, como su carácter conceptual, al parecer inspirado por su conversión a los Testigos de Jehová. Curiosamente, esta última consideración ha sido lo único que los medios han sabido ver en The rainbow children. Mientras, un puñado de jovencitos (Craig David, sin ir más lejos) entran a saco en el legado de Prince y lo empaquetan como algo nuevo ante la ciega aquiescencia del periodismo. Vivir para ver.

Mendres


xavifunk

Lo firma un tal José Manuel Sebastián

KyKe

#3
Magnifica crítica, si señor.

El original está en http://www.plus.es/codigo/musica/musica_discoficha.asp?Seccion=Discos_BlackMusic&IdCategoria=21573&IdAlbum=206858

La que no me ha gustado tanto es la del "The Very Best Of": http://www.plus.es/codigo/musica/musica_discoficha.asp?Seccion=Discos_Country&IdCategoria=21637&IdAlbum=93867  , que no lleva firma, quizás porque está en la sección de "discos country".  :o

Mike T.

     Un servidor sigue pensando lo que Groucho Marx; "No tengo nada contra los críticos, pero ignoro para que sirven"  :D
U Can Run all the Way 2 Barcelona :D

Ezer Melchsedek

Para bajar o subir del burro de la popularidad a quien ellos quieren, porque eso es lo que venden, popularidad, no ideas sobre tal o cual tema, artista, película... el mundo está podrido y ya huele demasiado  :-[

glamslam

lavado d cerebro es lo q hay,pero no de ahora sino d siempre,lo q ocurre es q ahora esta d moda,y no hay manera d acer nada al respecto,lo q impera es el marqueting,y los prime time. :-X
Mr. Voll Damm

Mendres

pero lo curioso y triste es q la gente adora programas como operacion triunfo...
aunque te lo esten metiendo por los ojos, si no le gusta al publico no funciona...pero funciona...osea q es la pescailla que se muerde la cola.